Trabajo colaborativo, financiación colectiva

Desde hace algún tiempo llevamos dándole vueltas a la propia idea de universidad. Nos surgen dudas sobre su funcionamiento actual, su aislamiento crítico, sus canales de participación… etc. En este ir y venir de ideas, pensamos que es necesario que las universidades recuperen su papel crítico, se revisen los modelos de funcionamiento actuales y se trabaje, aún más si cabe, en red con otras instituciones, colectivos y actores para el desarrollo de proyectos y de nuevas formas de hacer. Ahora que parece que todo es miedo y parálisis pretendemos repensarla entre todos, pero también actuar desde lo concreto.

Desde el Área de Acción Cultural y Participación de la UNIA somos conscientes de que nuestra responsabilidad con respecto a la cultura es la de contribuir en relación con los demás agentes sociales, a su desarrollo y transformación. Una tarea que debe fundarse en el apoyar, acompañar y actuar en los procesos de transformación social que parten desde los agentes culturales ofreciendo: recursos, espacios de diálogo, análisis y formación. Para ello necesitamos poner en valor otros modos de trabajar, un sistema de gestión de los recursos públicos más participativo y transparente que nos debe llevar inevitablemente a pensar en cómo financiamos la cultura. Ahí es donde estamos atentos, desde hace tiempo, a las plataformas de trabajo colaborativo apoyado en redes sociales de financiación colectiva (aportaciones monetarias) y colaboración distribuida (servicios, infraestructuras, microtareas y otros recursos). Sí, estamos hablando de crowdfunding, como se explica en este vídeo.

 

Presentación proyecto UNIA Capital Riego (Plan de Innovación de la UNIA) from Servicio Audiovisual UNIA on Vimeo.

Sigue leyendo